Organització Catalana de Trasplantaments (OCATT)

logotipo de la OCATT en web ITRT

La legislación prevé la aplicación de unas normas de calidad exhaustivas que van destinadas a garantizar la seguridad de tejidos y células. La biovigilancia consiste en la detección, notificación y registro de los incidentes, efectos y reacciones adversas que se hayan podido producir en algún de los procesos imprescindibles para hacer viables los tejidos y/o células aplicadas terapéuticamente. Existe un registro a nivel autonómico que en Cataluña depende de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT), permite proceder a la aplicación de las medidas correctoras adecuadas en función de la trascendencia de cualquier acontecimiento adverso. La información generada y las medidas correctoras aplicadas se envían al registro del Ministerio de Sanidad, a la ONT que aglutina toda la información del estado español y la envía al registro europeo de biovigilancia cuyo objetivo final es ofrecer a los receptores y facultativos responsables tejidos y células seguros para trasplante.